Saltar al contenido

Enfermedades de la planta del dinero: Causa y Solución

La planta del dinero (Plectranthus verticillatus), al igual que cualquier otra planta, está expuesta a enfermedades generalmente causadas por hongos y bacterias. A continuación encontrarás las enfermedades más comunes que sufre la planta del dinero y también una posible solución para cada una de ellas. ¡No dejes que tu suerte se vaya con ella! Debes actuar con rapidez antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué plagas o enfermedades afectan a la planta del dinero?

Normalmente esta planta es bastante fuerte y es raro que sufra enfermedades o problemas menores. Sin embargo, un error muy común de todo el que la tiene es regarla en exceso, ¡sobre todo cuando pasamos muchos días fuera de casa! Esta planta prefiere pasar sed a beber agua en abundancia. Veamos las causas de algunos de los problemas más comunes de la planta del dinero y sus soluciones:

Hojas amarillas

  • Causa: La causa principal de que tenga las hojas amarillas suele ser por un exceso de agua. ¡Las raíces incluso pueden llegar a pudrirse! Y justamente ese riego excesivo puede hacer que los hongos proliferen fácilmente. Otra posible causa sea una iluminación deficiente, estas plantas necesitan luz solar abundante, aunque nunca directa.
  • Solución: Solo se debe regar cuando el sustrato esté casi o totalmente seco. También se debe colocar en un lugar con mucha luz natural indirecta y alejarla de las zonas húmedas. Es una planta robusta, pero al mismo tiempo es muy sensible a los cambios de temperatura.

Hojas negras

  • Causa: ¿Tienes tu pequeño árbol expuesto al sol directo? Entonces son quemaduras. Si no es así, la causa más frecuente es un hongo llamado negrilla. Nuevamente, el hecho de excederse en el riego puede provocar la aparición de estos hongos. Tampoco es recomendable regar la planta en las horas en las que el sol incide más fuerte.
  • Solución: Recorta las hojas negras y retira la planta del sol directo para colocarla en un ambiente iluminado, pero sin incidencia solar directa. Si el sustrato está muy húmedo es mejor cambiarla de maceta. Si el problema es la negrilla se debe aplicar un fungicida (como el azufre en polvo) y poco a poco se irá recuperando.

Hojas blandas

  • Causa: Si ves que las hojas de tu planta están blanditas y van adelgazando poco a poco, al tiempo que van perdiendo su carnosidad… posiblemente sea por escasez de riego. ¿Las hojas nuevas nacen carnosas o blandas? Si nacen blandas es debido a una falta de riego extremo.
  • Solución: Se recomienda regarla, aunque sin excederse. Si hace tiempo que no le cambias el sustrato sería un buen momento para hacerlo, pues tendría más vigor para recuperarse. Los siguientes días controla la humedad para regarla si lo necesita.

Hojas blancas

  • Causa: Cuando vemos que las hojas de nuestra planta son de color blanco o tienen manchas blancas que se extienden por toda la planta, nos encontramos ante el oidio, una enfermedad producida por diferentes hongos como el uncinula o el erysiphe. Generalmente las hojas se van secando hasta caer.
  • Solución: Hay que actuar rápidamente antes de que el oidio ataque al resto de la planta. Se recomienda emplear fungicidas para acabar con el problema, como el de azufre en polvo. De nada vale intentar eliminar las manchas o polvo blanco con un paño húmedo porque los hongos se desarrollarán igualmente.

Hojas rojas

  • Causa: Las hojas se tornan rojas por dos motivos: la temperatura y la enfermedad de la roya. Si ves que el tronco y los bordes de las hojas se ponen rojizas es por recibir luz o por sentir frío. En ambos casos está saludable y nos podemos despreocupar. Cuando tiene un polvo rojo… ¡atención! Entonces se trataría de un hongo que la irá debilitando. Si la planta se encuentra en un lugar húmedo o tiene mucha agua la puede desarrollar, con lo que es necesario no encharcarla de agua y alejarla de los espacios húmedos.
  • Solución: Cuando la temperatura es la causante del cambio de color nos podemos despreocupar de la planta, ya que es un proceso natural. En cambio, para luchar contra la roya debemos cuidar nuevamente la temperatura y aplicarle un fertilizante orgánico como el humus líquido.

¿Cómo salvar una planta del dinero mustia o estropeada?

Es fundamental conocer la enfermedad de la planta del dinero para poder tratarla correctamente. ¿De qué color son sus hojas? ¿Tiene buen aspecto? ¿Has notado cambios en las últimas semanas o días? Evalúa su estado de salud si notas algún cambio sustancial y si ves que está alicaída o que ha cambiado su color… es que ha pasado algo. Aunque normalmente los errores más comunes son:

  • regarla en exceso
  • mantenerla bajo la luz solar directa

Y esto da lugar a diferentes problemas.

Si quieres que te acompañe durante años, simplemente evita estos errores, pues es una planta que no exige demasiados cuidados.

Video recomendado: Recuperando la planta del dinero

Más sobre la planta del dinero